GALERÍA GREMIO

“Abrió en la ciudad una galería que tenía ganas de ser parte del barrio al que pertenece. Barrio Jardín. Con sus aires del sur, con sus árboles adultos, con sus patios. Gremio es una galería que quiere ser parte de eso, ofreciendo paseos, espacios verdes y placeres en sus caminos de quebracho recuperado de durmientes. Todo, formado y contenido por sus "ateliers" de distintas texturas.”

Proyecto: Estudio Montevideo

ARQUITECTURA / DISEÑO GRÁFICO / BRANDING

Ubicación: Córdoba, Argentina

Año: 2016

Superficie: 980 m2

Autores:

Marco Ferrari

Gabriela Jagodnik

Ramiro Veiga

Pablo Dellatorre

Equipo:

Estudio asociado: Pablo Dellatorre

Diseño: Sofía Faur, Ignacio Igarzabal

Diseño Gráfico: Clara Quinteros

Branding: NMAM

Fotografía: Gonzalo Viramonte

"El estatuto dice: El arte, lo bueno, las ganas, lo rico o diferente podrán circular por nuestros patios con total libertad, haciéndose dueño de cualquier rincón o espacio que encuentren,"

El origen de la idea de GREMIO parte de pensar en las miles de situaciones de viejos atelieres que existen en el mundo, con sus arquitecturas, sus historias, materiales y particularidades, reubicándolos a todos juntos en torno a un patio y un diseño de paisaje con abundante y variada vegetación.
Antes de gremio existían tres casas en este lugar. Luego de un recorrido entre ellas, e imaginándolas combinadas y sin medianeras, es que se empieza a gestar la idea de que los patios unidos de estas casas formarían el centro de este emprendimiento.
La cara del conjunto es una gran fachada presentando los primeros talleres de distintos materiales, ladrillo, madera de guayubira, hormigón claro y hormigón oscuro. Todos subrayados por una un manto de formio rubra. Se trata de cuatro atelieres dispuesto sobre la línea municipal que son la cara visible a la Av Richieri, una de las columnas vertebrales de barrio jardín.
Entre dos de eso atelieres se abre paso el ingreso principal de Gremio. Es a través un portón oxidado que un camino formado de tablones de quebracho recuperados de durmientes de vías de tren, avanza hacia el patio principal, corazón del conjunto. Una vez en el centro nos encontramos algunos talleres nuevos y otros que son la parte trasera de los que dan la cara al frente. Entre los principales atelieres del patio tenemos tres de metal oxidado un cubo restaurant de hormigón, dos talleres de ladrillo original y dos talleres de ladrillo pintado de blanco. 
Las terrazas de algunos talleres sirven como solados de uso para el restaurant. Y el patio central cuenta con un sector para mesas de los emprendimientos gastronómicos. 

El trabajo de paisaje se basa en dos cosas. Uno es el recorrido principal de madera de quebracho que articula todo el emprendimiento. Y el otro es la sectorización de las demás zonas. Estas están delimitadas con múltiples solados, ladrillo, losetas de hormigón, baldosas antiguas y los paños verdes abundantes en vegetación. Las especies utilizadas fueron, formios, formio rubra, agapantos y pennisetum rubra. Todos los árboles que había en las antiguas casas antes de convertirse en gremio, fueron salvados. Entre ellos los limosneros que le dan identidad al patio central.

Al final del camino de quebracho se levanta un taller de metal oxidado que contiene dos comercios. Este taller es el último o bien el primero dependiendo del lado del conjunto por el cual se ingrese. Ya que el camino conecta peatonalmente dos calles del barrio. Esto convierte a este emprendimiento comercial, en una verdadera intervención a nivel urbano.

“Abrió en la ciudad una galería que tenía ganas de ser parte del barrio al que pertenece. Barrio Jardín. Con sus aires del sur, con sus árboles adultos, con sus patios. Gremio es una galería que quiere ser parte de eso, ofreciendo paseos, espacios verdes y placeres en sus caminos de quebracho recuperado de durmientes. Todo, formado y contenido por sus "ateliers" de distintas texturas.”